Ghosting: el arte de desaparecer

Mucho comentamos, leemos y sufrimos sobre esta práctica novedosa que tienen las personas de desaparecer. Pero hablemos de esos chicos, ligues, pretendientes, futuribles… que hacen del Ghosting todo un arte.

Porque no es lo mismo desaparecer que desaparecer con clase. Aquí van unos ejemplos para que me entendáis.

  • El deportista de élite: pues resulta que hay chicos que tras un partido de pádel con sus amigos consiguen hacerse jugadores profesionales. Ahora están muy ocupados jugando en la liga internacional de pádel del mundo mundial. Otro nivel donde no estamos el resto de mortales.
  • De un bautizo sale una boda: ¿No sabías? Si, claro!! Es por eso que el chico del otro día, cuando fue al bautizo de su sobrino, conoció a la prima de su cuñado y tuvieron un flechazo instantáneo que le hizo olvidar todos sus rollos pasados. Por eso nunca más te volvió a llamar. A estas alturas ya está casado y esperando el primero.
  • Sin batería: no te sorprendas, ya te avisó. En uno de sus últimos mensajes te informó que le quedaba un 1% de batería. Lo que no te había dicho es que vive en un lugar remoto donde no existe la corriente eléctrica, el cargador se le perdió hace 5 años y todavía está desarrollando un sistema de carga a base de una bicicleta y poleas. Seguro que su primer mensaje una vez consiga cargar el teléfono es para tí. 
  • Covid: sabemos que ha sido muy probable y factible que nuestro protagonista pille el Covid en estos tiempos. Y ten en cuenta que un día tienes unas décimas de fiebre y al siguiente…. estás en la UCI o peor. Muy triste. Espero que todavía no le hubieras cogido demasiado cariño.
  • Nueva versión de ir a por tabaco: ¡ATENCIÓN! Se han dado casos de personas que han ido al supermercado con la hora justa, han cerrado con ellos dentro y… nunca más se supo. Mucho cuidado. Id siempre con margen para poder salir a tiempo. Parece ser que cuando el super cierra, se abre en su interior una puerta a un universo paralelo del que es imposible regresar. Ese universo está lleno de los que antes iban a por tabaco.
Photo by Ryan Miguel Capili on Pexels.com

Como veis, esto no es Ghosting, son causas más que justificadas por las que una persona no puede escribir un simple mensaje de WhatsApp diciendo: «Ha sido un placer pero debo despedirme. Feliz Vida.«

Por favor, no hagamos lo mismo. Si sabemos decir Hola también sabemos decir Adiós.

A %d blogueros les gusta esto: