¡Catástrofe!

No hay cosa peor… Situación más incómoda… Momento que más rabia de… Mayor catástrofe… Que que no te sigan el ritmo.

Cuando tú estás a tope… Super motivada… Con todos tus ganas enfocadas en algo… Energía rebosante que quieres gastar y… Te dejan sola. Nadie te sigue. El resto del mundo está a otra cosa (en el mejor de los casos porque puede que no estén).

Y tú ahí… Dándolo todo, como si fuera la última vez y lo supieras… Y los que hasta hace nada estaba igual que tú, ¿qué les ha pasado? Pues que se han deshinchado como un globo… Finito… Caput…

Pero… ¡¡¡¿¿¿Por qué???!!! ¿Por qué se les han gastado las pilas? ¿Ya no se divierten? ¡¡Si sigue siendo divertidísimo!!

Yo insisto… Sigo bailando… Sigo cantando micrófono en mano… Sigo sacando a todos a bailar… Me meto entre los que están de conversación intensa… Pido otra ronda… Cambio de canción sabiendo q esta les encanta… ¡¡¡Vamos!!! ¡¡¡Subidón, subidón!!!

Photo by Pixabay on Pexels.com

No hay nada que hacer. El muermo se ha extendido cual plaga y todos están sentados, bostezando, mirándote y queriendo reír pero ya sin fuerzas. Y se avecina lo peor: la hora de cierre.

¿Por qué tengo mi mejor momento a la hora de cierre? ¡¡¿¿Por qué??!!

Para el resto es la excusa perfecta. Pero para mí… El fin del mundo. Solo hay dos opciones (a cual más triste):

  • Irte a casa con todo el subidón, cagándote en todo por tener unos amigos muermos que envejecen por momentos.
  • Quedarte y mendigar amistad. Tal cual… Que pena…

Y ahí estoy yo, con mis ganas, mendigando amistad. Pero ya no es lo mismo. Eran ellos los que me daban energía y ya no están… Se han ido para no volver. Así que me voy yo también… Ahora ya de bajón… esperando una resaca que se intensificará con la tristeza del sentirte abandonado y solo…

¡Catástrofe!

A %d blogueros les gusta esto: