Gracias Esperanza

Positiva… Siempre positiva… Viendo el vaso medio lleno y el lado bueno de las cosas. Y cuando la situación se complica, sacando lo mejor de sí misma para animar y continuar con el trabajo hacia esa pequeña posibilidad.

Mientras haya gente así, habrá esperanza.

Puede que sea mucho esfuerzo el que hay que invertir por una dudosa recompensa que no se sabe a ciencia cierta si llegará. O podemos encontrarnos luchando contra corriente, contra un gigante aparentemente imparable. Pero nos haces mirar de cerca y enfocar a esa pequeña posibilidad para que sigamos, para que demos un paso más. Y así conseguimos pequeños avances que hace poco tiempo para nada imaginábamos. Y eso nos crea satisfacción, nos da energía, nos da fuerza.

Gracias por ayudarnos a enfocar, a mirar de cerca esa pequeña posibilidad que a veces se entierra debajo de las dudas. Gracias por ser ese pequeño rayo de luz que ilumina hacia dónde debemos continuar caminando.

Photo by Anthony DeRosa on Pexels.com

Nosotros a cambio seguiremos trabajando, seguiremos dando pasos hacia delante, aunque pequeños serán firmes y llenos de confianza. Sabiendo que estás ahí a nuestro lado, dándonos aliento, sosteniéndonos, sin dejar que perdamos ese enfoque.

Y humilde, hasta hacerte de menos. Cuando tú función, tu trabajo, tu papel es fundamental e imprescindible. Eres quien engrasa todo el engranaje para que no deje de funcionar. Y cómo funciona… Como un reloj suizo. Dentro del aparente caos lo tienes todo controlado. Gracias también por todo esto.

Y la alegría, la risa, el buen humor, la energía, los gritos, los aplausos, las muecas, los chistes, el color, la ilusión, el torbellino, el empuje… Gracias de nuevo.

Tienes nombre de flor pero yo hoy prefiero llamarte Esperanza porque mientras haya gente como tú habrá posibilidades de cambiar este mundo.

¡Gracias Esperanza!

A %d blogueros les gusta esto: